Cuba a favor de la paz mundial

Friday, October 06, 2006

Posada, un peligro para Estados Unidos
La Administración de Bush se enfrenta ahora al momento de la verdad frente al caso "Posada". Considerado desde hace tiempo como el padrino de la perniciosa violencia contra Castro, Posada —alias Bambi, Comisario Basilio y Ramón Medina— ha practicado el arte del sabotaje, ataques con bombas e intentos de asesinato durante gran parte de sus 78 años de edad. Sin embargo, a diferencia de muchos presuntos terroristas con nombres del Medio Oriente que han sido apresados por las autoridades estadounidenses y detenidos indefinidamente debido a disposiciones antiterroristas especiales, el Departamento de Seguridad Interna ha preferido tratar el problema "Posada" como un simple trámite de Inmigración por "entrada ilegal".
Todo indica que las "circunstancias especiales" parecen tener que ver con la participación de Posada en la CIA en la década de los 60, sus poderosos aliados cubano-americanos de la ultraderecha en la Florida y con la relación hostil de Washington con Venezuela, desde donde, en 1985, Posada escapó de la cárcel en la que se encontraba condenado por ser el autor intelectual de la voladura en el aire, el 6 de octubre de 1976, del Vuelo 455 de Cubana, en que resultaron muertos los 73 pasajeros a bordo.
Desde que Posada fue arrestado el 17 de mayo del 2005, después de entrar subrepticiamente a Estados Unidos y de hacer alarde de su presencia en Miami durante casi dos meses, la Administración ha venido luchando por evitar los problemas políticos que le acarrearía procesarlo judicialmente, así como la hipocresía de ponerlo en libertad.
Desde hace más de un año la Administración ha venido negándose a responder a una solicitud de extradición oficial presentada por Venezuela, y ha intentado deportar a Posada a un tercer país que no sea ni Venezuela ni Cuba. (Si la Administración negara de plano la solicitud, se vería obligada, de conformidad con el Convenio de 1973 de Montreal sobre la Aviación Civil, a someter a Posada a juicio por ese delito en Estados Unidos.) Hasta ahora, según se describe en las actas del tribunal, los funcionarios estadounidenses han tratado de "lograr documentos de viaje" para que Posada viaje al Canadá, Honduras, Costa Rica, Panamá, El Salvador, México y Guatemala. Todos han dicho que no.

Free Counter
Free Site Counter