Cuba a favor de la paz mundial

Thursday, October 19, 2006


Sigue sin solución el problema del hambre y la desnutrición en el mundo.


El planeta produce suficientes alimentos para todos y, sin embargo, cada cinco segundos un niño en el mundo muere de hambre.Las cifras son alarmantes, las imágenes otro tanto: 852 millones de personas en el mundo padecen de hambre y desnutrición.
Aunque la privación del alimento perjudica a todos los seres humanos, más allá del género, raza, cultura, costumbres o religión, esta resulta más amenazante para la infancia ya que establece un entorno que perjudica su desarrollo de muchas maneras: mental, física, emocional y espiritualmente.
La «pandemia mundial» sigue siendo la primera causa de mortalidad en la Tierra —donde un niño fallece por inanición cada cinco segundos— y causa el doble de decesos que el sida, la malaria y la tuberculosis. La desigualdad se impone como paradoja del asunto.
En total, cobra anualmente la vida de seis millones de niños, y siete de cada diez personas que sufren esta desnutrición son mujeres.
La alimentación es uno de los componentes esenciales del bienestar y es indicador de los niveles de vida de una comunidad. Se conoce que el 70 por ciento de la población que padece hambre en el mundo vive en zonas rurales y es allí donde se hace más acuciante la necesidad de proporcionar alimentos.

Free Counter
Free Site Counter